Uno de los sectores en los que menos fidelidad hacia las marcas existe, es en el sector de los viajes, ya que lo que buscamos es el mejor precio para irnos de vacaciones. Todos sabemos el hundimiento de Thomas Cook y la volatilidad de este sector. Salvo excepciones como Airbnb (que no deja de ser un intermediario puro y duro que cede su plataforma), el resto tiende a rediseñar sus estrategias, y también su logotipo.

Skyscanner es una de esas marcas en las que podemos conseguir nuestras vacaciones a un precio excelente, pero ahí finaliza la lealtad a esta marca. Sin duda, con el cambio de este logo, pretenden cambiar esa lealtad y fidelizar a más clientes. El diseño ha sido realizado por Koto.

Skyscanner cambia de logo. ¿Conseguirá fidelizar a clientes con esta nueva identidad? #diseño #logo #design

El antiguo logotipo de Skyscanner parecía el símbolo que utilizan los del «tiempo» de las noticias para decirnos que hará una tarde parcialmente nublada, simplemente era horrendo.




El nuevo símbolo, dice Koto, es un paso clave en la evolución de la marca Skyscanner. Se describe como la encarnación del optimismo de un amanecer, así como el impacto positivo que la empresa quiere tener en el mundo de los viajes. Skyscanner también señala que combina los cuatro elementos que reflejan la misión de su marca: optimismo, sostenibilidad, ideas y lugares por descubrir.

Y hay mucho más en este proyecto que el nuevo logotipo de Skyscanner. Koto reconoce que una marca no debe limitarse a la pantalla de bienvenida, por lo que ha desarrollado un sistema de diseño completo para que Skyscanner lo utilice en todos sus puntos de contacto.

Hay una fuente sans-serif personalizada, Skyscanner Relative, así como un llamativo esquema de colores que comienza con Sky Blue (#0770e3) y cuenta con una paleta de tonos cálidos que reflejan la variedad de destinos posibles.

Nuevo branding Skyscanner

Además de eso, también hay nuevas fotografías, ilustraciones del equipo interno de Skyscanner e iconografía para ayudar a guiar a los clientes a través del sitio de Skyscanner. Todo esto se traduce en un aspecto audaz, y es difícil no dejarse impresionar por ello.




Sin embargo, al mismo tiempo, no estamos seguros de que vaya a cambiar la relación de alguien con las marcas de viajes; sospechamos que la mayoría de la gente se centrará en el precio final más que en el diseño del logo, pero definitivamente admiramos su ambición.